Pasan los años y el mármol Crema Marfil sigue estando entre los más populares y demandados del mundo. ¿Cuáles son los motivos? Vamos a intentar dar algunas respuestas en este artículo.

Entre los profesionales del sector de la piedra natural se suele decir: “el Crema Marfil es como unos pantalones vaqueros; nunca pasa de moda”. Esto quizá se deba a que este mármol, al igual que los  vaqueros, combina muy bien con cualquier cosa. Por ejemplo, un suelo de crema marfil siempre da un buen resultado, independientemente de si se trata de una estancia de toque moderno o clásico, independientemente del color de las paredes, etc. En definitiva, el mármol Crema Marfil es un material perfecto para instalar en suelos, escaleras e incluso chimeneas, sin miedo a que el resultado final no sea satisfactorio.

Podemos añadir también como motivo el aspecto característico de este mármol. Su color crema es muy apreciado en todo el mundo, puesto que contribuye a dotar de elegancia cualquier tipo de espacio. Hay que decir también que en este caso juega un papel fundamental la calidad del material, de tal forma que si ésta es alta el resultado es espectacular. Hoteles, centros comerciales, viviendas, etc. Muchos son los lugares en los que se elige el Crema Marfil como el mármol a utilizar en el suelo. Tanto ahora como en la antigüedad. Prueba de ello es la Casa Palacio de Rebuelta, en la localidad de Villanueva de los Infantes, Ciudad Real. Parte del suelo de esta construcción del siglo XVI cuenta con mármol Crema Marfil.

Otro motivo por el que el Crema Marfil es tan apreciado lo encontramos en sus características técnicas, puesto que se trata de un material que resiste muy bien el paso del tiempo. Con los cuidados necesarios, el mármol Crema Marfil instalado en suelo, escaleras, baños o chimeneas, puede lucir como el primer día. Además, siempre existe la posibilidad de repulir en el caso de que éste haya perdido su brillo inicial.

En definitiva, el Crema Marfil es una apuesta segura tanto en el apartado estético como técnico. La demanda de este mármol de origen nacional sigue siendo muy alta en todo el mundo y, si el dicho popular se cumple, lo será por muchos años más.