El mármol Crema Marfil es uno de los materiales más demandados para instalar en suelo y conseguir un resultado muy elegante. Sin embargo, también es cierto que muchas personas no se atreven a dar el paso por el desconocimiento acerca de este mármol. Por ese motivo, en esta ocasión vamos a dar a conocer todos los detalles que se deben saber a la hora de elegir este mármol para suelos.

Factores a tener en cuenta en la elección de mármol Crema Marfil para suelos

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de tomar cualquier decisión es el uso que se le va a dar a ese suelo. Por ejemplo, no es lo mismo un suelo para vivienda que para un centro comercial, puesto que el desgaste en el segundo caso será mucho mayor. También es importante tener en cuenta el lugar de la instalación, puesto que si se trata de exteriores, quizá no sea una buena idea recurrir al Crema Marfil pulido, puesto que los factores climatológicos pueden hacer que este material pierda poco a poco su brillo.

En relación a esto último también tenemos que hablar de los distintos acabados que se le pueden aplicar al mármol Crema Marfil. El más habitual es el pulido, puesto que permite resaltar la belleza de este mármol y dotarle de más brillo. No obstante, también existen otras posibilidades: apomazado, envejecido, abujardado, etc. El pulido es el acabado por excelencia de interiores, mientras que el resto pueden usarse indistintamente tanto en interior como en exterior.

Otro factor a tener en cuenta es la resistencia del material elegido. El Crema Marfil, como mármol que es, no se encuentra entre los materiales más resistentes del mercado. No es ningún secreto decir que el granito o el gres porcelánico son materiales más duros y resistentes. Sin embargo, también hay que decir que entre los distintos tipos de mármol el Crema Marfil está entre los más resistentes.

Otro aspecto importante consiste en tener presente que el mármol es un artículo de lujo. En primer lugar porque se trata de un material que se encuentra de forma limitada en la naturaleza, lo que lo convierte en único y especial. Y en segundo lugar, porque así lo ha sido desde la antigüedad; los romanos fueron los primeros en utilizar el mármol como material de ornamentación y decoración edificios religiosos e institucionales. ¿Qué quiere decir esto? Que se trata de un artículo muy demandado, y a su vez exclusivo, lo que se traduce en precios que quizá no estén al alcance de todos.

Ventajas de usar Crema Marfil en el suelo

¿Por qué es una buena idea optar por Crema Marfil para el suelo? Veamos algunas ventajas:

Resistencia. Como ya hemos dicho, el mármol, sin ser el material más resistente, es lo suficientemente resistente como para soportar el paso del tiempo y el uso continuado de una forma más que aceptable. Con un buen cuidado, lo único que se puede perder con el tiempo es el brillo superficial del mármol. Por suerte, eso tiene fácil solución, puesto que un repulido permite dejar el mármol como si del primer día se tratase.

Estética. El Crema Marfil es de por sí un mármol muy elegante y con un diseño que gusta a todo el mundo. Además su color claro y suave le permite combinar perfectamente con todo tipo de materiales en cualquier tipo de estancia.

Variedad. Como ya hemos comentado, el mármol puede presentar distintos tipos de acabados, por lo que el abanico de posibilidades es amplio y permite crear espacios excepcionales.