De todos es sabido que el mármol es un material cuyo uso en construcciones se popularizó en la edad clásica. Sin embargo, poco se conoce acerca de la industria que extrae y elabora esta piedra natural. Por ello, en esta ocasión hemos considerado que puede ser interesante saber un poco de la historia de la industria del mármol en nuestro país.

La piedra natural lleva formando parte de construcciones desde la antigüedad. En sus inicios las técnicas de elaboración resultaban muy rudimentarias, pero ello no evitó que pronto el mármol se convirtiera en un material muy apreciado que no podía faltar en edificios de carácter religioso y/o funerario.

Con el paso del tiempo la cantería y las técnicas de elaboración de la piedra natural fueron mejorando hasta conseguir una mayor producción y, por tanto, un mayor uso de esta piedra. El mármol pasó a ser también un material muy utilizado en esculturas y en ornamentación de edificios.

El oficio de cantero comenzó en la península por medio de los colonizadores griegos y fenicios, que durante los años que ocuparan zonas del litoral, dejaron huella de sus conocimientos acerca de la extracción de la piedra.

No obstante, el verdadero auge de este oficio llegó de la mano de los romanos. En Hispania la cantería se desarrolló de forma notable, lo que permitió abastecer de mármol a una sociedad con gran demanda de esta piedra. El mármol se utilizó en esta época en un gran número de construcciones y monumentos.

Durante esta época no solo mejoraron las técnicas de extracción y elaboración del mármol, sino que también supuso toda una revolución a nivel arquitectónico, puesto que muchas de las construcciones de la época han perdurado hasta nuestros días y no dejan de sorprender por su espectacularidad y complejidad técnica. Como ejemplo podemos mencionar el acueducto de Segovia o el teatro romano de Mérida.

Ya en el siglo VIII, con la invasión árabe, continuó desarrollándose la cantería en España. De esta época destacan algunas edificaciones en las que el mármol es uno de sus componentes más importantes. Hablamos de la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba.

Ya entrada la edad Media, la cantería en España sufrió un cierto retroceso. Esto no quiere decir que se olvidaran las técnicas ya conocidas, sino que no se experimentaron apenas avances en este oficio.

Desde la Edad Moderna hasta nuestros días, la industria del mármol se ha desarrollado exponencialmente, gracias en gran medida a los avances tecnológicos: electricidad, grandes máquinas, etc.

A día de hoy, la industria del mármol en España es una de las más importantes. Existen más de un centenar de variedades de mármol, con un sinfín de denominaciones, muchas de las cuales son muy apreciadas y son exportadas a una gran variedad de países.