El crema marfil es uno de los mármoles más utilizados en construcciones de todo tipo. Tanto en exteriores como en interiores, se trata de un material muy valorado por arquitectos y decoradores. Es, sin duda, un material de una bonita estética que ofrece muy buenos resultados sea cual sea su uso.

Sería una pena que este mármol perdiera esas cualidades de elegancia y belleza que le caracterizan, por lo que es muy importante saber de qué manera limpiar este material para que se conserve en el mejor estado posible. Veamos cómo debemos limpiar este mármol.

¿Cómo limpiar el mármol crema marfil?

En primer lugar, debemos prestar especial atención a los productos hidrofugantes, puesto que nos pueden ser de gran ayuda en este caso. Estos productos tienen la cualidad de proteger el mármol de posibles filtraciones. Su función es precisamente esa, evitar que cualquier sustancia derramada se filtre a través del material aplicando una capa de protección en su superficie.

Hay que tener en cuenta que los productos hidrofugantes no son milagrosos, tan solo ralentiza el proceso de filtrado. Es decir, si algún liquido se vierte sobre el mármol crema marfil, habrá que limpiarlo cuanto antes mejor, puesto que al final este líquido acabará pasando a través del material.

Los productos hidrofugantes pueden ser transparentes o pueden cambiar el tono del mármol.

¿Cómo limpiar cada tipo de mancha?

Para la mayoría de las manchas, como las provocadas por el derramamiento de líquidos u otras sustancias, basta con aplicar un poco de agua oxigenada para después aclarar con agua y jabón. Con esta sencilla limpieza debería servir para que el material no sufra ningún deterioro.

Más delicado resultan las manchas originadas por el aceite, ya que éstas puede ocasionar un daño permanente en el mármol. En caso de que esto suceda, sería necesario pulir de nuevo el material.

¿Cómo no limpiar crema marfil?

Existen métodos para limpiar el crema marfil que aunque sean conocidos no son del todo aconsejables. Entre ellos podemos destacar la limpieza utilizando limón o vinagre. Esto último es un grave error, ya que en ambos casos estaríamos aplicando ácido sobre el material, con el desgaste que ello puede ocasionar. Es importante tenerlo en cuenta: el limón y el vinagre pueden perjudicar el brillo del mármol crema marfil.

×
Hola.
¿En qué podemos ayudarte?