El mármol Crema Marfil es uno de los materiales más valorados y más utilizados si lo que se desea es añadir un toque más distinguido y elegante a cualquier tipo de estancia. Los cuartos de baño no son una excepción a esta regla, puesto que con este mármol se pueden conseguir unos resultados excepcionales.

Mármol Crema Marfil para el cuarto de baño

Muchos arquitectos y diseñadores de interiores eligen el Crema Márfil como el mármol a utilizar para revestir el cuarto de baño. Más allá del apartado puramente estético, el motivo para elegir este material lo encontramos en su gran resistencia y durabilidad. Así es, el mármol Crema Marfil es capaz de resistir perfectamente tanto el uso como la humedad propia de los cuartos de baño.

Revestir el aseo o cuarto de baño con mármol crema marfil supone una gran diferencia. Con ello se consigue un espacio de color cálido y relajante, justo lo que se suele buscar en este tipo de estancias.

Por supuesto, el acabado elegido en estos casos es el pulido, puesto que nada queda mejor que un crema marfil luciendo con su brillo natural.

En cuanto a la calidad, dependerá del resultado que se desee obtener. Está claro que a mayor calidad se consigue un ambiente mucho más uniforme y elegante. Sin embargo, también es cierto que muchas personas optan por la calidad clásica para conseguir por medio de sus vetas un aspecto mucho más llamativo y definido.

¿Qué ventajas ofrece el Crema Marfil en el baño?

La principal ventaja, desde nuestro punto de vista, es la enorme belleza que este material aporta al cuarto de baño. La diferencia entre usar este mármol frente a otros mármoles, o incluso otros materiales, es notable. La luminosidad y belleza de este mármol es muy difícil de encontrar en otras alternativas.

Como ya hemos dicho antes, una de las principales ventajas de este material es su gran resistencia al agua. Las características propias de este mármol lo hacen muy resistente a salpicaduras y a la humedad, por lo que se puede revestir el baño con este mármol sin miedo a que este se deprecie en un corto periodo de tiempo.

Otra de sus ventajas es su resistencia natural al golpes y ralladuras. El mármol siempre a sido un material muy apreciado por estas condiciones, por lo que el crema marfil no es ninguna excepción.

En definitiva, el mármol crema marfil es el material idóneo si lo que se busca es un cuarto de baño elegante, luminoso y que resista muy bien el paso del tiempo.