El mármol Crema Marfil es una de las piedras naturales más utilizada en construcción y en decoración. Su apariencia elegante, su resistencia al paso del tiempo y la facilidad de mantenimiento lo han convertido en un mármol adecuado para cualquier tipo de casa.

Puede colocarse en escaleras, baños, cocinas, pavimentos… Eso sí, elegir la variación y el acabado apropiado se convierte en una dura tarea. Para ayudarte, hoy vamos a hablar sobre los tipos de acabado Crema Marfil que puedes encontrar en el mercado.

Tipos de acabado Crema Marfil

Crema Marfil Pulido

Crema Marfil Pulido

Es el acabado más popular, sobre todo para pavimentos. Realza el color beige claro del mármol y su superficie lisa y brillante le da un toque de elegancia a cualquier estancia de la casa.

Además, el pulido le da más resistencia de la que ya posee de forma nativa así que, ¿cómo no va a triunfar en el mercado?

Crema Marfil Mate

Crema Marfil Mate

Este tipo de acabado es para los que prefieren un mármol sin brillos. Es totalmente la versión opuesta del Crema Marfil Pulido. Eso sí, también es muy utilizado en suelos pero también en paredes. Si eres amante de la decoración mate, este es el acabado que más te va a gustar.

Crema Marfil Cepillado

Crema Marfil Cepillado

Este acabado se caracteriza por tener apariencia rugosa pero suave. Mantiene el color amarillento original de este mármol español.

Crema Marfil Ondulado

Crema Marfil ondulado

Este acabado se denomina así por su aspecto. Y es que su fondo y color son uniformes pero su superficie resulta diferente al resto: es prominente y áspera, al contrario que el acabado anterior. Por sus características tan poco finas es más utilizado en exteriores.

Como verás, los distintos acabados que tu fábrica de mármol Crema Marfil puede ofrecerte son bien distintos y dependiendo del uso que vayas a darle y la localización en la que pretendes colocarlo, deberás elegir uno u otro. ¿Ya sabes con cuál te quedas?

×
Hola.
¿En qué podemos ayudarte?